Saltar al contenido
Hipotecas 100 » El Blog de Hipotecas 100 » ¿Qué es el modelo 600 de cancelación de hipoteca?

¿Qué es el modelo 600 de cancelación de hipoteca?

Cancelación hipoteca por caducidad modelo 600

Ha llegado ese momento tan esperado: ¡por fin has terminado de pagar tu hipoteca! Has devuelto toda tu deuda, y esa larga relación de años y décadas con tu banco toca a su fin.

Lo que muchas personas desconocen, cuando esto ocurre, es necesario y muy aconsejable llevar a cabo una serie de trámites para cancelar la deuda.

Por ejemplo, si no realizas los trámites de cancelación del préstamo hipotecario, incluyendo la gestión del modelo 600 para la cancelación de la hipoteca, y decides vender la casa más adelante, cuando el posible comprador pida una nota simple en el Registro de la Propiedad, la casa aparecerá con cargas, ya que la hipoteca figurará como si todavía estuviera vigente.

Toda la información de tu hipoteca permanece en el Registro de la Propiedad hasta que procedes a cancelarla. A continuación, te explicamos paso a paso cómo hacerlo.

¿Cuáles son los trámites de cancelación de una hipoteca?

Una vez que has realizado el último pago de tu préstamo, el primer paso que debes dar para cancelar tu hipoteca es solicitar al banco un certificado de deuda cero: este documento emitido por el banco es el que prueba que la deuda está pagada en su totalidad.

Cuando ya tienes el certificado de deuda cero, lo siguiente que tienes que hacer es acudir a una notaría para realizar la escritura pública de cancelación de la hipoteca. Este documento también lo debe firmar un apoderado de tu banco.

¿En qué consiste el modelo 600 de cancelación de una hipoteca?

Una vez cumplidos los dos trámites anteriores, el siguiente paso para la cancelación de la hipoteca por caducidad es el modelo 600. Deberás acudir a Hacienda para solicitarlo.

Se trata de un formulario mediante el cual se autoliquida el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD). Este impuesto afecta a las siguientes operaciones: 

  • Transmisiones patrimoniales mediante contraprestación económica, como por ejemplo, la compraventa de un bien de segunda mano.
  • Determinados actos jurídicos documentados que están sujetos a este impuesto, como la cancelación de tu hipoteca. 
  • Ciertas operaciones de las empresas, como las ampliaciones de capital o la entrada de nuevos socios. 

Este impuesto es competencia de las comunidades autónomas, por lo que su importe, posibles deducciones, etcétera, serán distintos dependiendo de dónde se encuentre el inmueble cuya hipoteca vas a cancelar.

¿Cómo rellenar el modelo 600 de cancelación de hipoteca?

En el modelo 600 de cancelación de hipoteca hay tres hojas.

La primera hoja del modelo identifica al sujeto pasivo, el comprador, así como al vendedor (transmitente). Además, contiene información sobre el bien que es objeto de la compraventa.

Ahora bien, ¿quién es el transmitente en el modelo 600 por cancelación de hipoteca? Cuando no se trata de una compraventa sino de cancelar el préstamo hipotecario de una vivienda, el transmitente es la entidad bancaria que nos concedió la hipoteca. No es obligatorio ponerlo en el formulario.

Por su parte, el sujeto pasivo es la persona que cancela la hipoteca tras haber pagado la deuda completa.

Las otras dos hojas del formulario sólo se utilizan cuando hay más de una operación o más de un comprador o vendedor.

Además, el formulario incluye copias para Hacienda y la entidad colaboradora, así como la carta de pago que certifica que has pagado el impuesto.

Pasos para rellenar el modelo 600 de cancelación de hipoteca

Aquí debajo te detallamos los principales campos de información que encontrarás en el modelo 600, y te explicamos lo que hay que poner en cada uno de ellos:

  • Presentación: en esta sección se indica la fecha de entrega y la de devengo, el motivo del impuesto (en este caso, cancelación de hipoteca), y la oficina de Hacienda para la autoliquidación.
  • Declarante o sujeto pasivo: aquí se recoge la información básica del comprador (en este caso, de la persona que cancela la hipoteca): DNI/NIF, nombre, apellidos, razón social, dirección y teléfono.
  • Transmitente: aquí se registran todos los datos del vendedor, que en el caso de cancelación de hipotecas, es el banco que concedió el préstamo.
  • Datos relativos al documento: en este campo tendrás que marcar el tipo de documento por el que se presenta: si se trata de un proceso notarial, mercantil o privado. Además, también tendrás que identificar el número de protocolo y el notario.
  • Operación: aquí se indica la descripción de la misma. En el caso que os ocupa, se trata de una cancelación de hipoteca. También tienes que indicar el valor declarado del inmueble, su descripción y la referencia catastral.
  • Cálculo del impuesto: aquí se informa el importe del impuesto a liquidar, así como el tipo de operación a realizar. Si existe alguna exención al impuesto, también se tiene que indicar en este apartado. 
  • Datos de presentación: para terminar, se rellenan los datos básicos del sujeto pasivo, la firma y la fecha. También se debe reflejar el importe, la modalidad de pago y la cuenta bancaria mediante la cual se paga el impuesto.

Ya he rellenado mi modelo 600: ¿qué hago ahora?

Una vez que has rellenado el formulario del modelo 600, lo puedes entregar online, realizando el pago del impuesto con tu tarjeta de crédito o mediante domiciliación bancaria en tu cuenta corriente.

Otra opción es acudir en persona a la Delegación de Hacienda de la comunidad autónoma donde se encuentra el inmueble. Antes de ello, tendrás que haber pagado el importe del impuesto en una sucursal bancaria, y deberás aportar el justificante de dicho pago.

Para finalizar todo el proceso, deberás acudir al Registro de la Propiedad con todos los documentos, incluido el modelo 600 ya presentado y sellado. Con toda esta documentación, el Registro procederá a anotar la cancelación de tu hipoteca, con lo que tu vivienda quedará por fin libre de cargas.

Conclusión

Pagar la última cuota de tu hipoteca es un gran logro, pero no te relajes todavía. Aunque ya no debes dinero al banco, tu casa seguirá apareciendo como hipotecada en los registros hasta que no completes el proceso de cancelación formal. Teniendo que enfrentarte al trámite del modelo 600 para cancelar tu hipoteca. Sin esto, cualquier intento de vender tu vivienda se topará con obstáculos, ya que aparecerá con cargas en el Registro de la Propiedad.

Es posible que sientas miedo a cometer errores, sobre todo cuando se trata de papeleo fiscal y legal que parece complicado y lleno de tecnicismos. La posibilidad de que tu casa siga figurando como hipotecada por un error burocrático es algo que pueda generar problemas a la hora de pedir nuevos créditos.

Por eso, en Hipotecas100.net, te ofrecemos la ayuda para solucionar esto. Visita nuestra sección de asesor hipotecario donde te guiaremos paso a paso para asegurarte de que tu vivienda quede 100% libre de cargas. No dejes que el papeleo del modelo 600 para cancelar tu hipoteca se convierta en un proceso lento y tedioso.