Saltar al contenido
Hipotecas 100 » El Blog de Hipotecas 100 » Vivir sin pagar hipoteca por 7 Años: Riesgos y Realidades

Vivir sin pagar hipoteca por 7 Años: Riesgos y Realidades

7 años sin pagar hipoteca

‘’Llevo 7 años sin pagar la hipoteca’’, ‘’No estoy pagando la hipoteca y no tengo noticias del banco’’… Es posible que te estés haciendo preguntas como estas ahora mismo si, en algún momento, has dejado de pagar las cuotas de tu hipoteca.

El motivo más común para dejar de pagar la hipoteca es no tener solvencia económica. Cuando el banco nos concede la hipoteca, primero se asegura de que cumplimos algunas condiciones que son, para la entidad financiera, garantía de que les devolveremos el préstamo: por ejemplo, disponer de cierto nivel de ahorros o un trabajo estable.

Sin embargo, los plazos de devolución de las hipotecas suelen ser muy largos (con frecuencia, de 20 o 30 años) y en ese tiempo pueden pasar muchas cosas que afecten a tu capacidad para devolver el préstamo: crisis económica, quedarte sin empleo…

Si este es tu caso, sigue leyendo para saber a qué te arriesgas y cómo actuar.

¿Qué dice la ley si no pago la hipoteca?

Dejar de pagar las cuotas mensuales de tu hipoteca, lógicamente, tiene consecuencias. Ahora bien, la nueva Ley Hipotecaria suaviza la situación de las personas que no pueden afrontar estos pagos.

Por otro lado, las consecuencias serán distintas dependiendo de cuánto tiempo hace que dejaste de pagar. No es lo mismo que digas “El mes pasado no pagué la hipoteca” o que digas “Llevo 7 años sin pagar la hipoteca”.

¿Cuáles son los tipos de impago de hipotecas?

La diferencia fundamental tiene que ver con el momento en que dejaste de pagar, así como con la duración del impago.

En un impago a corto plazo (cuando, por ejemplo, solo debes el último mes), lo normal es que el banco te aplique unos intereses de demora, así como una comisión de reclamación por impago.

En cambio, en un impago a largo plazo (como el ejemplo llevar 7 años sin pagar la hipoteca) te enfrentas a un proceso de ejecución hipotecaria.

A continuación, te explicamos en detalle ambos casos.

¿Qué son los intereses de demora?

Si acabas de incumplir el pago de una o dos cuotas mensuales de tu hipoteca, esto es lo que llamamos impago a corto plazo.

En estos casos, lo más común es que el banco te penalice con intereses de demora. Esto significa que el banco te carga una tasa de interés por el retraso: un porcentaje del dinero que deberías haber pagado, que se suma a la cuota que deberías haber pagado.

Estos intereses te los empiezan a cobrar desde el primer día del impago.

Sin embargo, actualmente la ley establece que este tipo de interés de demora puede ser, como máximo, 3 puntos porcentuales superior al interés de tu hipoteca. Si, por ejemplo, tienes una hipoteca al 2%, el tipo de interés de demora podrá ser, como máximo, un 5%.

¿Cómo se calcula?

Simplemente tienes que aplicar el tipo de interés al importe de la cuota o cuotas que ha dejado de pagar. Si, por ejemplo, debes una cuota de 600 euros, cuyo pago retrasas un mes, y tu hipoteca está al 2% de interés, el banco te podrá cobrar como mucho:

Importe que debes: 600 euros

Retraso en el pago: 30 días

Importe a devolver con intereses de demora: 600 * 0,05 * 30/365 = 2,46 euros.

¿Qué es la comisión de reclamación por impago?

Se trata de una cantidad fija que el banco te cobra en concepto de gastos de gestión.

Para que el banco pueda cobrarte esta comisión, debe aparecer en la escritura.

Además, para justificar el cobro, el banco debe haber realizado alguna acción previa para avisarte del impago: por ejemplo, enviarte una carta o llamarte por teléfono.

La entidad bancaria te puede reclamar esta cantidad cada vez que incurras en un impago.

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

Es posible que lleves 7 años sin pagar la hipoteca y que el banco no haga nada. Sin embargo, lo más normal es que, en casos de impago a largo plazo, el banco inicie un proceso de ejecución hipotecaria.

En este procedimiento, el banco te reclama el pago de todas las mensualidades atrasadas más la totalidad del crédito pendiente. Es decir, reclama la devolución de la totalidad del préstamo.

El banco comenzará este proceso mediante la cláusula de vencimiento anticipado: esta cláusula, recogida en la escritura de una hipoteca, permite que el banco finalice el contrato y exija la devolución de todas las cuotas pendientes.

Se trata de un procedimiento que puede terminar en desahucio, esto es, el banco se puede quedar con tu casa si no puedes afrontar el pago de todo el crédito pendiente.

Con la nueva Ley, el impago tiene que ser lo suficientemente grave en duración y en importe.

¿Cuánto tiempo se puede estar sin pagar la hipoteca?

Estos son los plazos, que son diferentes dependiendo de cuánto te quede por pagar en importe y tiempo:

  • Si estás en la primera mitad del periodo de devolución de tu hipoteca: 12 cuotas impagadas, o el equivalente al 3% del importe original de la hipoteca.
  • Si estás en la segunda mitad del periodo: 15 cuotas o el equivalente al 7% del importe original de la hipoteca.

Por tanto, este es el número de meses que puedes dejar sin pagar sin correr riesgo de ejecución hipotecaria y desahucio.

¿Cuánto tiempo tiene el banco para darse cuenta de que he dejado de pagar?

Según la Ley Hipotecaria, el banco dispone de 20 años para ejecutar la hipoteca y reclamar el embargo de la vivienda. Este es un plazo muy amplio.

Por eso, si te hace sentir seguro pensar que llevas 7 años sin pagar la hipoteca y no ha pasado nada, debes ser consciente de que sí estás corriendo un riesgo importante. Ya que, en cualquier momento, la bomba explotará y el banco puede darse cuenta reclamándote la devolución de toda la deuda pendiente.