Saltar al contenido
Hipotecas 100 » El Blog de Hipotecas 100 » ¿Cómo se puede rehipotecar una vivienda?

¿Cómo se puede rehipotecar una vivienda?

rehipotecar una vivienda

Rehipotecar una vivienda es una opción a la que acuden muchos consumidores. A veces surgen imprevistos como la necesidad de conseguir capital para emprender un negocio, realizar una reforma o comprar otra vivienda, y la posibilidad de cancelar el préstamo hipotecario y contratar uno nuevo sobre el mismo inmueble es una de las alternativas.

¿Cuánto puede costar? ¿Merece la pena cambiar las condiciones de la hipoteca para conseguir capital extra? ¿Es buena idea o es mejor pedir un nuevo préstamo? Es normal que te asalten las dudas, pero no te preocupes, a lo largo de este post te acompañaremos mientras damos respuesta a todas estas preguntas.

Rehipotecar la vivienda habitual es una mejor manera para obtener liquidez que a través de un préstamo personal, ya que los tipos de interés para estos préstamos son más altos que los de una hipoteca.

¿Cuál es el proceso de rehipotecar una vivienda?

Rehipotecar una casa consiste en cancelar la hipoteca actual y contratar una totalmente nueva. El importe de la hipoteca será la suma del dinero que te queda por pagar del préstamo anterior más la cantidad extra que solicitas que el banco te conceda.

El proceso para conseguir rehipotecar una vivienda es sencillo: basta con permitir que el banco analice tu situación financiera actual y la capacidad que tienes de soportar esta nueva hipoteca.

¿Qué gastos tiene rehipotecar una vivienda?

Para entender bien qué es rehipotecar debes saber que esto tiene una serie de gastos asociados. Los gastos para rehipotecar una vivienda cambian en función de tu situación financiera y los motivos de esta solicitud.

Este procedimiento consta de dos pasos: cancelar la hipoteca anterior y firmar una nueva. Ambas acciones tienen un coste que hay que pagar.

En primer lugar, si la antigua hipoteca tiene comisión por cancelación hay que pagarla, aunque después se contrate una adicional. Recordamos que esta suele ser un porcentaje sobre el dinero que aún se debe.

También hay que firmar una escritura pública de cancelación y hacerse cargos de los gastos que ello implica: notaría, gestión y registro.

En segundo lugar, hay que hacer frente a los costes por constituir una nueva hipoteca. Aunque esto es negociable y depende de cada entidad bancaria, lo más común es realizar una nueva tasación del inmueble, los gastos de gestoría, los honorarios del notario, costes por los trámites en el Registro de la Propiedad y las comisiones de apertura.

Como puede ser algo engorroso, lo vamos a mostrar con un ejemplo:

Imagina que firmaste una hipoteca de 150.00€ en la que aún te quedan por pagar 100.000€ pero necesitas 20.000€ para hacer una reforma. Necesitas un nuevo préstamo por 120.000€.

Si tu primera hipoteca tiene una comisión por cancelación del 0,25%, tendrás que pagar 250€. A lo que hay que sumar los honorarios del notario y el registro de la cancelación de la escritura, que puede oscilar los 550€. Más la anulación de la carga en el registro y el servicio de la gestoría, que pueden rondar unos 800€.

En total, para cancelar la hipoteca, tendrías que pagar 1.600€.

Ahora bien, para constituir esta segunda hipoteca, dependiendo de la sucursal donde la solicites, deberás hacer frente a los costes de la nueva tasación (300€), los gastos de notaría (900€), los costes del registro (250€) y los gastos de la gestoría (300€).

Los costes aproximados para firmar la nueva hipoteca ascenderían a un total de 1.750€. Por lo que en conjunto, los gastos para rehipotecar una vivienda de 100.000€ a 120.000€ serían de 3.350€.

Recordamos que todo esto es una aproximación, pues algunos gastos como el de la gestoría son variables. Al tratarse de profesionales libres no están sujetos a unas tarifas concretas por cada servicio.

Para que lo veas más claro, la lista de todos estos gastos sería:

  • Comisión por cancelar la hipoteca anterior.
  • Escritura de cancelación de la otra hipoteca ante un notario.
  • Costes de la gestoría.
  • Costes por anulación de la carga por un registrador de la propiedad.
  • Coste de constitución de la nueva hipoteca y tasación de la vivienda.

Rehipotecar una vivienda ya pagada

Hipotecar una vivienda ya completamente pagada es otra alternativa a la que recurrir en momentos de falta de liquidez. Una de sus ventajas es la facilidad para conseguir el dinero, pues los bancos o prestamistas estarán más dispuestos a dejarte el dinero si pones tu casa como una garantía de crédito y con intereses más bajos.

Pero también tiene sus contras. Cuando hagas una reunificación de deudas y otras operaciones que supongan rehipotecar un inmueble, debes asegurarte de poder asumir estos gastos, pues si no lo haces, no solo podrías perder tu vivienda, sino también tus bienes personales hasta completar el pago pendiente.

¿Cuánto dinero me darán si rehipoteco mi vivienda?

Por lo general, si rehipotecas una vivienda pagada, la entidad financiera te concederá entre el 50% y el 60% del valor de la propiedad. Esta cantidad variará en función de tu solvencia económica y las políticas interiores de la entidad prestamista.

¿Dónde se puede rehipotecar una vivienda?

La primera opción siempre suele ser visitar al banco a pedirle un préstamo. El interés de una hipoteca en estos casos suele estar entre el 3% y el 4%. Son más difíciles de conseguir, pero los intereses son más bajos que si optas por otras alternativas.

Puesto que también puedes acudir a un prestamista privado, estas empresas están especializadas en conceder créditos a propietarios con un peor perfil. Es más sencillo conseguir su aprobación, pero los intereses son notablemente más altos.

El impago de una cuota a estas entidades puede suponer una preocupación para el cliente, ya que su reacción es mucho más rápida que la de un banco.

whatsapp Hipotecas 100
Solicitar Estudio