Hipotecas 100 » El Blog de Hipotecas 100 » ¿En qué consiste la ITE?

¿En qué consiste la ITE?

ITE

La ITE o inspección técnica de edificios se puede definir como un control o evaluación que se realiza en los edificios con una antigüedad mayor a los 45 años, para garantizar la seguridad y bienestar de los habitantes. Este tipo de inspecciones es obligatoria y se debe realizar cada cierto tiempo para chequear en qué condiciones se encuentra la estructura del inmueble.

La inspección técnica de edificios consiste en que un técnico o arquitecto visite el inmueble y chequee visualmente cuáles son las deficiencias e imperfecciones que tiene, con el fin de que se puedan solucionar, mejorando así la comodidad y seguridad de todos los inquilinos. Una vez están solucionados dichos inconvenientes, se genera un certificado, el cual se puede solicitar en la administración de cada comunidad autónoma.

¿Por qué se debe realizar la inspección técnica de edificios?

Más allá de que la inspección técnica de edificios es un requerimiento obligatorio solicitado por el estado, el principal motivo por el que se debe realizar es para garantizar que la estructura y los espacios del inmueble cumplan con las condiciones mínimas de seguridad, accesibilidad, salubridad y decoro exigidos por la comunidad.

Además, este tipo de inspecciones les permite a los propietarios conocer en qué estado se encuentra el edificio y determinar cuál es el mejor procedimiento a realizar para poder resolver las fallos, garantizado así que el valor de la propiedad no disminuya.

Lectura relacionada: Consejos para Vender tu Casa Online

¿Cuáles son los inmuebles que deben realizar un ITE?

Todos aquellos edificios que sean utilizados como viviendas unifamiliares o plurifamiliares, que tengan más de 45 años de antigüedad o quieran acogerse al programa público de ayuda para la rehabilitación de ciertos espacios, deberán contar con el certificado otorgado por la ITE. Esta inspección también la deben realizar todas aquellas propiedades a las que las autoridades locales se lo exijan.

¿Quiénes deben asumir el coste de la inspección técnica de edificios?

El encargado de solicitar la ITE y asumir el coste de dicha inspección es el propietario del inmueble o la comunidad de propietarios en donde se encuentre el edificio. En el caso de que no puedan asumir el gasto, existen ciertas ayudas económicas ofrecidas por la administración pública. La cual puede financiar tanto el valor de la inspección, como los gastos ocasionados por la rehabilitación de los espacios que cuenten con defiiencias.

¿Qué aspectos se valoran en la inspección técnica de edificios?

La inspección técnica de edificios comienza con una evaluación visual de su estructura y de los espacios comunes, en donde se comprueba la seguridad, estabilidad y consolidación del inmueble; de esta manera se logra identificar con mayor facilidad las posibles deficiencias del lugar que pueden convertirse en problemas mayores.

Es por ello que en estas inspecciones se chequean los cimientos de la estructura, la estanqueidad, los techos falsos, las cubiertas y azotea. Además de las cornisas, paredes e instalaciones de fontanería y saneamiento. También está incluida las evaluaciones de los elementos de accesibilidad, los cuales deben ser acordes al tipo de inquilinos que viven en el edificio.

¿Quién debe realizar la inspección técnica de edificios?

Este tipo de evaluaciones e inspecciones debe ser realizada por especialistas o profesionales del área como técnicos, arquitectos o ingenieros. Es importante que al momento de realizar la ITE, se confirme que el encargado sea un profesional en ejercicio y colegiado, debido a que de esto dependerá la validez del certificado y la calidad del informe que se emita.

¿Qué sucede si no se realiza la ITE?

Como hemos comentado la inspección técnica de edificios es obligatoria. Por ende, aquellos inmuebles que la incumplan serán sancionados con multas que van desde los 6.000 a los 90.000 euros, las cuales pueden ser elevadas si alguien sufre un accidente. Cabe destacar que el monto de la sanción dependerá de las leyes municipales de cada ayuntamiento.

Incluso, los propietarios de edificios que no cuenten con el certificado del ITE pueden sufrir consecuencias indirectas como la denegación de hipotecas o el impedimento para poder vender el inmueble.

Por ello, si quieres solicitar una hipoteca del 100% para la compra de una vivienda de segunda mano que tenga más de 45 años de antigüedad, es muy importante que preguntes si ya ha pasado la ITE para evitar la denegación de la hipoteca o derramas futuras.

En conclusión, podemos decir que la ITE es una inspección que más allá de ser obligatoria, tiene como principal objetivo garantizar el bienestar de todos los propietarios e inquilinos del lugar. Es por ello que siempre se debe realizar dicha evaluación.