Saltar al contenido
Hipotecas 100 » El Blog de Hipotecas 100 » Reunificar deudas sin hipoteca

Reunificar deudas sin hipoteca

bancos que reunifican deudas sin hipoteca

Reunificar deudas sin hipoteca se ha convertido en la estrategia estrella durante este 2024 para aquellos que buscan aliviar la presión financiera sin comprometer sus bienes.

El miedo al aumento de la deuda, donde cada día de retraso en los pagos suma intereses y penalizaciones, crea la necesidad de encontrar la mejor solución.

En este post damos una guía práctica a quienes están atrapados entre varias deudas y necesitan de forma urgente cambiar su situación hacia un futuro más seguro.

¿Qué es reunificar deudas sin hipoteca?

Reunificar deudas sin hipoteca significa agrupar todos tus préstamos y deudas en un solo crédito. Esto te permite pagar una única cuota mensual, que suele ser menor a la suma de todas las cuotas anteriores.

Es muy útil si no tienes inmuebles o prefieres no usarlos como garantía. Al no implicar una hipoteca, este tipo de reunificación se apoya en préstamos personales para consolidar las deudas existentes.

¿Cómo reunificar hacerlo?

Para empezar, debes evaluar tu situación financiera total, incluyendo todas las deudas actuales, tasas de interés y pagos mensuales. Con esta información en mano, el siguiente paso es buscar entidades financieras o bancos y negociar.

Una vez que encuentres una oferta que te deje en buena posición, durante el proceso de solicitud tendrás que presentar documentación que demuestre tu capacidad de pago.

Requisitos y condiciones para reunificar deudas sin hipoteca

Lo primero que te piden es demostrar que tienes ingresos estables. Los bancos necesitan ver que puedes hacer frente al nuevo préstamo, independientemente de que tu dinero venga de un empleo por nómina, como autónomo o cualquier otra fuente legítima.

A su vez, un historial crediticio limpio jugará a tu favor. Aunque existen opciones para aquellos registrados en listados de morosidad como ASNEF, la mayoría de las entidades prefieren clientes sin deudas significativas impagadas.

Un punto a favor de reunificar deudas sin hipoteca es que no necesitas aportar una propiedad como garantía. Esto abre la puerta a muchos solicitantes que no quieren o no pueden comprometer sus bienes inmuebles.

También debes prestar atención a los intereses y la TAE, ya que determinarán el coste total del préstamo. Además, los plazos de devolución flexibles te permiten adaptar mejor la deuda a tu situación financiera sin comprometer tu futuro económico. Ten en cuenta también las posibles comisiones por estudio, apertura o cancelación anticipada.

¿Qué bancos unifican deudas?

Si te preguntas qué bancos unifican deudas, debes saber que varios en España te ofrecen esta posibilidad, incluyendo la opción de reunificar deudas sin hipoteca.

Entre los principales bancos, se encuentran Cetelem y Cajamar, ofreciendo soluciones y, en algunos casos, incluso reunificar deudas con ASNEF sin hipoteca. Estas opciones permiten convertir múltiples pagos de deudas en uno solo, a menudo con mejores condiciones de interés y plazos de pago extendidos.

Para quienes buscan créditos para reunificar deudas sin hipoteca, estas entidades presentan alternativas interesantes. Por ejemplo, durante este 2024 Cetelem ofrece hasta 60.000 euros para reunificación de deudas, con plazos de hasta 10 años, sin necesidad de presentar una propiedad como aval. Cajamar también ofrece servicios similares, sin requerir avales ni propiedades.

FAQ

Ahora vamos a ver algunas preguntas de interés sobre agrupar deudas sin hipoteca:

¿Es posible reunificar deudas con ASNEF sin hipoteca?

Reunificar tus deudas incluso si estás en ASNEF y sin tener una hipoteca es posible. Aquí te dejamos un resumen de cómo hacerlo:

  • Consulta tu estado en ASNEF: Antes de cualquier cosa, revisa cuánto debes y a quién.
  • Investiga tus opciones: Aunque estés en ASNEF, existen entidades financieras dispuestas a considerar tu caso para una reunificación de deudas sin requerir una hipoteca.
  • Prepara tu documentación: Necesitarás demostrar tu identidad, tus deudas actuales y cualquier ingreso que tengas.
  • Negociación: Contacta con estas entidades y explica tu situación. Algunas podrían ofrecerte un plan de pago adaptado a tu situación económica actual.
  • Considera un aval: Aunque tu objetivo sea reunificar deudas sin hipoteca, tener un aval podría facilitar el proceso y darte acceso a mejores condiciones.

¿Qué hacer si ningún banco te concede una reunificación?

En el caso de que la reunificación de deudas sin hipoteca no sea una opción viable para ti porque te han rechazado todos los bancos, existe una estrategia alternativa que podrías considerar: la extensión del plazo de tus créditos actuales.

Esta táctica consiste en negociar directamente con cada uno de tus acreedores para modificar los términos originales de tus préstamos, buscando específicamente prolongar el período de amortización. Al optar por esta solución, lograrás reducir el importe de las cuotas mensuales, facilitando de esta manera la gestión de tu flujo de efectivo y proporcionando un alivio inmediato a tu situación financiera.

Aunque esto tiene como consecuencia un incremento en el interés total a pagar a lo largo del tiempo, ya que los intereses continuarán acumulándose durante un período más prolongado.

¿Qué otras alternativas a la reunificación existen?

Además de negociar con los acreedores, existen más opciones interesantes:

  • Préstamos personales: Solicitar un préstamo personal por el total de tus deudas puede ser una opción para liquidarlas y quedarte con una única cuota.
  • Planes de pago: Algunos bancos ofrecen planes de pago diseñados para ayudar a sus clientes a manejar mejor sus deudas, extendiendo los plazos o reduciendo las tasas de interés.
  • Tarjetas de crédito con transferencia de saldo: Si tienes una buena calificación crediticia, podrías calificar para una tarjeta de crédito que ofrezca transferencias de saldo a 0% de interés durante un período promocional. Esto te permite trasladar deudas de tarjetas con altos intereses a una con menor tasa.
  • Venta de activos: Si tienes bienes que puedes vender, utilizar esos fondos para pagar tus deudas puede ser una solución rápida para reducir lo que debes sin incurrir en nuevos préstamos.

¿Qué riesgos tiene reunificar deudas sin hipoteca?

Uno de los principales riesgos de reunificar deudas sin hipoteca es el aumento del coste total de la deuda si no te asesoras con un broker hipotecario. Al extender el plazo de devolución para conseguir cuotas mensuales más manejables, es posible que acabes pagando más intereses a lo largo del tiempo. Por ello es importante que cuentes con un experto que te aconseje.

Otro riesgo es la posibilidad de caer en un ciclo de endeudamiento. Algunas personas pueden verse tentadas a utilizar el crédito adicional disponible después de la reunificación, lo que puede llevar a acumular nuevas deudas.

Además, al reunificar deudas sin hipoteca, es esencial tener en cuenta las tasas de interés y las comisiones asociadas al nuevo préstamo. Estas condiciones varían entre bancos.

La reunificación de deudas sin hipoteca también puede implicar gastos adicionales, como comisiones por cancelación anticipada de los préstamos originales y gastos de formalización del nuevo préstamo.